Tamaño letra:

tienda on-line

Las ventas online en España, en estos últimos años, no arrojaban datos muy alentadores. Sólo un 12% de las empresas españolas recibían pedidos online, siendo el sector de la hostelería el que mayor actividad generaba en este sentido y no llegaba al 20% el porcentaje de población que hacía uso de internet para realizar sus compras, siendo el sector turístico el más demandado (reservas hoteles, viajes...).

Sin embargo, las redes sociales han revolucionado el mundo de las comunicaciones y el comercio, los negocios, han sabido subirse al tren aprovechando la oportunidad que ofrece una comunidad virtual en la que todos somos potenciales clientes.

España, a pesar de los momentos difíciles por los que está pasando, será el país que más crecerá de aquí a 2017, con un 18% anual hasta llegar a 9,1 mil millones de euros. Italia por su parte será el segundo país que más crecerá con una tasa de crecimiento anual de un 16% hasta alcanzar a los 8,3 mil millones de euros, según recoge un estudio de la prestigiosa consultora Forrester, que afirma que Europa alcanzará los 191 mil millones de euros en ventas en 2017, cifra claramente superior a los 113 mil millones actuales. Y en este sentido, España se postula como el país que más crecerá de todo el continente.

Así las cosas, parece que estamos viviendo una reconversión tanto a nivel empresarial como desde el punto de vista del consumidor. Los miedos, los tabús, a vender o comprar por internet se están perdiendo. El e-commerce está en auge en España, donde este año crecerá un 13,4% hasta facturar unos 12.383 millones de euros, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI).

Ahora bien, a pesar de este crecimiento aún siguen existiendo algunas barreras que frenan su expansión. De hecho, un 44% de los españoles no ha realizado ninguna compra online en lo últimos doce meses, como refleja el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Las barreras del e-commerce

Dos de las principales trabas a la hora de decidirse a la compra online es el llamado "ver y tocar" y tienda on-linelos datos personales. En el primer caso, son muchos los clientes que apuestan por la tienda física, tocar y ver el producto que van a adquirir no es una posibilidad que ofrece internet y de ahí que al e-commerce aún le quede mucho por trabajar; aunque, bien es cierto que día a día se mejora la imagen de muchos negocios en este sentido, buscando nuevas fórmulas y herramientas que puedan atraer, primero, la curiosidad del cliente y después su decisión final de clickear para hacer una compra.

En cuanto a los datos personales son mucha las reticencias. Falicitar datos de las tarjetas de crédito, dirección o teléfono encuentra un rechazo del 67% de la población. De ahí que simplificar este proceso, ofreciendo otras facilidades al cliente podría disminuir ese porcentaje de detractores.

Las formas de pago, los gastos de envío o las devoluciones de productos son otras barreras con la que se encuentra el e-commerce y que poco a poco tendrán que ir salvándose.

Pero quizá sea la seguridad, tanto de datos como de productos, el reto en el que más tiene que profundizar el e-commerce, ofreciendo total garantía al consumidor. El resto de barreras son salvables gracias a las muchas herramientas que ofrece el marketing digital.

Las grandes plataformas

Y en este comercio virtual la competencia también es feroz. Luchar frente a grandes plataformas como Amazon o Zalando implica un mayor esfuerzo para el pequeño y mediano comercio que necesita, aún más si cabe, también más imaginación para poder sacar sus productos al mercado online. Y , en este sentido, son muchas las empresas que han apostado ya por llevar su negocio a la red y expandirse hacia otros mercados a través de este medio. Pero, a día de hoy, llamar la atención del usuario y sobrevivir ante la competencia se convierte en una lucha constante.

Amazon comenzaba su aventura online en 2011, ofreciendo una amplia oferta de productos nuevos y de 2ª mano: libros, CD, DVD, software, videojuegos, electrónica, juguetes, relojes, ropa, hogar... El gigante del comercio electrónico, sin embargo, no pasa por sus mejores momentos como así lo desvelan las cuenta del segundo semestre de este año 2014.

La tienda virtual, con sede en Seattle (Washington), tuvo en el segundo trimestre de 2014 unas pérdidas de 126 millones de dólares, frente al beneficio de 108 millones que tuvo en el primer trimestre de este mismo año, por lo que cerró el semestre con 18 millones de pérdidas. A pesar de estos resultados entre abril y junio pasados los ingresos crecieron un 23% respecto al mismo trimestre de 2013, hasta alcanzar un nivel de 19.340 millones de dólares. El mismo incremento porcentual se ha registrado en lo que llevamos de año, respecto al mismo período de 2013, según recoge la prensa digital especializada.

Zalando, la tienda online de moda y zapatos líder en Europa, aumentó su volumen de ventas netas en 2013 en unos 600 millones de EUR, es decir, más de un 50%, hasta alcanzar los 1.800 millones de EUR, según las cifras preliminares de la empresa. Este crecimiento ha sido impulsado por una satisfactoria expansión de las categorías de zapatos y ropa existentes en los mercados principales, así como por la fuerte evolución conseguida en los siete mercados en los que Zalando entró en 2012, destacan en un comunicado en su web.

En el mismo explican que la diversificación a partir de la primera categoría de Zalando —el calzado— hacia otras categorías del sector de la moda, como la ropa, la ropa deportiva y los complementos, continuó y, por primera vez en la historia de la empresa, Zalando vendió más ropa que zapatos durante el ejercicio económico de 2013. La base de clientes de Zalando siguió creciendo con fuerza y acabó el año con más de 13 millones de clientes activos que han comprado en la web al menos una vez en los últimos 12 meses, una cifra que hay que comparar con los más de 9 millones de 2012.

Las 13 reglas para un e-commerce eficaz

Aunque existe mucha literatura al respecto, en esta ocasión vamos a destacar 13 reglas a tener en cuenta para mejorar la venta online y que apunta "Quisma", la agencia especializada en Performance Marketing líder en Europa:

  1. Un título (headline) adecuado
  2. Taser: Es importante colocar los productos y las categorías más populares y relevantes en un primer plano.
  3. La estructura de la página web: simplifique el acceso
  4. El diseño o cuando menos es más. En este aspecto, es muy importante tanto la calidad de las imágenes como la de los textos.
  5. Utilización de opiniones de clientes y elementos de confianza
  6. Beneficios y "USPs".
  7. La táctica del "producto limitado" o escaso
  8. Aumento de ventas y ventas cruzadas en la "thank you page"
  9. Asistencia por chat
  10. Teléfono y datos de contacto
  11. Facilidad de compra
  12. Opciones de pago y coste del envío
  13. Optimización de la web para móviles y tablets

Así, tras este breve análisis, puede apuntarse que el e-commerce está ganando espacios, llevándonos a una nueva era del comercio online en la que las fórmulas de negocio son tantas como negocios hay, otra cosa es el éxito de los mismos y su continuidad en el tiempo.

Búsqueda avanzada

Copia este código QR con tu móvil para poder visitar nuestra página web
QRCODE - index.php-es-noticias-94-el-auge-el-e-commerce-o-comercio-electronico.html